¿La ruta del arte callejero?

¿La ruta del arte callejero?

Me parece bastante complejo entrar a hablar sobre este tema que viene circulando desde hace un tiempo en diferentes espacios y medios, no solo porque mi trabajo y el de varios amigos y conocidos está involucrado, sino porque al hablar del tema crece aún más la atención sobre el mismo. Sin embargo, por encima de eso, para mi es importante no pasar por alto un artículo como el que aparece hoy 3 de marzo de 2013 en el periódico El Tiempo en la sección “Debes hacer” (pag.3) donde una vez más se publicita el “Graffiti tour” que viene haciendo un “artista australiano” en Bogotá y que además me pone a pensar una vez más en un montón de asuntos que vienen sucediendo.

Aunque no me llame para nada la atención este cuento de los tours de graffiti creo que es normal que en algún momento alguien se dé cuenta que puede abrir un espacio para lucrarse con lo que está moviendose en la calle de la mano del graffiti. Hasta ahí ni bien ni mal, la calle se presta para muchas cosas y si fue un “australiano artista” el que vino y lo hizo aquí con un supuesto tour de “Graffiti” pues que se le va a hacer. Pero de ahí a que los verdaderos logros y la importancia del trabajo que se ha venido haciendo durante muchos años en las calles de Bogotá desde el graffiti se reemplacen por asuntos anecdóticos como participar en una exposición en Miami, hacer exposiciones en diversas galerías de Bogotá, o que un retrato hecho por Stinkfish se venda por 700 dólares en Los Ángeles, me parece complicado y grave desde varios aspectos:

– ¿De qué se está hablando en este artículo y en este “tour”? ¿Graffiti, Street art, muralismo? La vuelta se llama “Graffiti tour” pero lo que veo es que se concentra en la Candelaria sobre muros legales en su gran mayoría y de no más de 10 personas. ¿Ese es el graffiti representativo de Bogotá? Como muy bien lo dice el artículo este australiano “En su viaje del aeropuerto al hostal de La Candelaria donde se iba a quedar” vio muchos estilos y técnicas, y seguramente es esa la visión que tiene de la movida local en su vasto conocimiento del graffiti bogotano.

No creo que en el recorrido del Aeropuerto a un hostal en la Candelaria, y la Candelaria misma, se conozca el graffiti bogotano. Todo lo contrario, tanto la Calle 26 como la Candelaria son sectores de la ciudad que desde hace un buen tiempo se vienen reformando para convertirse en “vitrinas” de la Bogotá moderna, de la Bogotá amable, de la Bogotá turística. Poco se entiende hoy en día de una ciudad como Bogotá caminando por la Candelaria de Juan Valdez™, el Museo Botero™, el Graffiti tour™, etc, etc, etc. Bogotá y su graffiti representativo no están ahí, se pinta en el centro, el sur, en el norte, al occidente, al oriente, lo que más se pintan son letras, graffiti writting, y la manera en que más se pinta es de forma ilegal, no creo que para nadie esto sea un secreto.

– El primer comentario sobre el artículo en la página de internet donde fue alojado (bogota.vive.in) es este:
“como se muestra en las fotos es magnífico, pero si se ve como en algunas avenidas de Bogotá que son manchones de tinta que dan asco e impresión de abandono del lugar sin que el ministerio de medio ambiente o el de salud pública no hagan nada.”

A la final ¿qué promueven este tipo de recorridos, estos artículos y estas miradas sesgadas? Basta con revisar los comentarios que suscitan los artículos sobre “graffiti” en este tipo de medios cada vez que aparece el tema. Cada vez más se polariza la visión sobre el graffiti al tratar de convertirlo en una atracción turística, en decoración, en proyectos institucionales, en producto. ¿Desde cuándo el graffiti tiene que ser algo bonito y agradable para todos y todas? ¿Desde cuándo el graffiti es una atracción de recorridos turísticos y de la Bogotá.in? ¿Desde cuándo graffiti es muralismo, Street art e ilustración? El graffiti está ahí para gustar, pero sobre todo para disgustar, el graffiti construye destruyendo, el graffiti por definición es ilegal. Cuando se comienza a construir una visión no solo de graffiti, sino de ciudad, a partir de la visión comercial e institucional de unos pocos se deja por fuera un montón de personas, de logros, y lo más grave, se deja por fuera la historia y la importancia del graffiti como movimiento independiente y autónomo que no necesita que nadie externo a él venga a avalarlo, que no necesita que nadie venga a publicitarlo.

Con mucha más fuerza que nunca antes circula en Bogotá la idea de que hacer graffiti es pintar muros legales, participar en proyectos con la alcaldía y promocionar marcas. Nada más lejos de la realidad, cuando hoy más que nunca, Bogotá está llena de tags y throw ups, de techos y vallas pintadas. Ahí es donde está el graffiti importante y desde ahí es que se construye una historia significativa de un movimiento independiente. Son los muchos y no los pocos, de este tour en la Candelaria, los que mueven el graffiti Bogotano.

– Lo que no es bonito entonces no sirve, lo que no tiene permiso tampoco, lo que no dice algo menos. Esa sería la conclusión de toda esta movida comercial e institucional entorno al graffiti. Como antes lo mencionaba las opiniones se polarizan más y más cada vez que circula información sobre graffiti en los medios comunes. ¿El graffiti es vandalismo? SI, lo es y con toda. No tendría por que ser diferente, y entre más vandálico más diciente, más divertido y más importante. Se puede discutir eternamente a quien le gusta esto y lo otro y nunca se va a concluir nada, en efecto hay muros agradables para unos y desagradables para otros. Para algunos las temáticas que aparecen son pertinentes y para otros no. El problema entonces es que los que no hacen “graffiti bonito” ni “graffiti legal y colorido” además de vándalos comienzan a ser llamados y entendidos como vagos, drogadictos, locos, enfermos, inútiles. Etc. Etc. Etc. Una vez más, pueden revisar los foros de opinión de periódicos como El Tiempo y el Espectador para comprobarlo. ¿Es eso cierto? Para nada, las personas que hacen el 90% o más del graffiti Bogotano lo hacen sobre todo de manera ilegal y a la vez son los que más estudian la calle, los que más la entienden, los que más disciplina, rigor y constancia ponen en su trabajo.

¿De qué van todos estos proyectos institucionales y comerciales que tratan de involucrar esa idea de “Graffiti bonito” o “placentero” como se denominó alguna vez en las esferas politiqueras? Aparentemente y hasta cierto punto pueden ser algo bueno e interesante, tanto como lo puede ser un tour de graffiti, una especie de apoyo para la “escena graffitera”, pero a la hora de la verdad lo que se hace ahí, además del lucro, es comenzar a construir miradas, maneras de pensar sobre lo que “debe” ser el graffiti, sobre donde “debe” estar el graffiti, sobre cuál es el perfil de las personas que “deben” hacer el graffiti en Bogotá. Hay que darle más de una vuelta a este asunto, pensar en cuales son los intereses detrás de todo esto y de quienes son esos intereses. Obviamente a una empresa, a una marca, a un guía de tour le sirve mucho más la idea de un “graffiti bonito”. Obviamente a una alcaldía le sirve mucho más la idea de un montón de graffiteros haciendo murales para “embellecer” la ciudad, apoyándolos y abriéndoles espacios.
La realidad es diferente, el graffiti ya tiene sus espacios hace rato, y nadie tuvo que dárselos.

– Regreso al comienzo: ¿es importante lo que pasa en Miami, en las diversas galerías de Bogotá o que yo Stinkfish venda algo en 1 peso o 700 dólares? ¿Eso es relevante cuando se habla de graffiti en Bogotá? Es claro que aquí se ha pensado el graffiti en muchos momentos y de muchas maneras valiosas y lo más importante: por personas que hacen graffiti. Pero para el “artista autraliano”: “Los colombianos no ven el gran potencial del arte urbano aquí. Están acostumbrados a ver las paredes pintadas y las pasan por alto” (Citado del artículo). ¿Quiénes son entonces los que no pasan por alto las paredes pintadas en Bogotá y Colombia? De seguro es él y los asistentes a su tour en la Candelaria a quienes les cobra una donación voluntaria de $20.000 o $ 30.000.

¿Dónde quedan todos los proyectos que se han hecho desde hace más de 10 años en Bogotá para promover, pensar y estudiar el graffiti? ¿Con que autoridad y conocimiento viene este tipo a decir que pasamos nuestras paredes por alto? Solo por citar unos pocos proyectos que en lo personal me parecen importantes: Festival Usme 29 (por Ser (Yurica) -Cazdos -Ecks one), Ciudad in-visible (por Populardelujo), Festival de Fondo (por now cru- kops, ess, skida), Desfase: asaltos 1, 2, 3 Y 4 (por Excusado), Memoria Canalla (por Hogar), Bogotá Stencil Festival (por Toxicómano), Revista Objetivo, espacios para graffiti en las diferentes versiones de Hip Hop al Parque y como estos muchos proyectos pequeños y grandes que se han venido haciendo desde hace 10 años en Bogotá por compromiso y dedicación para y desde el graffiti local, con lo que se tiene en el bolsillo, o con lo que se lograba arrancar en otra época de proyectos institucionales.

En Bogotá hay graffiti en forma y es severo, con lo poco o con lo mucho, en el barrio que sea, pintando todos los días o los fines de semana. Esto no hay quien lo pare, pero por eso mismo no hay que dejarse tramar y comer entero al son de los nuevos tiempos, de la carreta de unos pocos que en la mayoría de los casos no tienen nada que ver con esto (marcas, revistas, tours, leyes) y conocen solo un pedazo insignificante de esta historia que ya es larga. Pintar es lo que cuenta, sobre todo cuando es como uno realmente quiere.

Stinkfish // (Hogar)*

Arítculo: bogota.vive.in/arte/bogota/articulos_arte/marzo2013/ARTIC…

Links relacionados:
www.flickr.com/photos/desfaseprimerasalto/
www.flickr.com/photos/desfasesegundoasalto/
www.flickr.com/photos/desfasetercerasalto/
www.flickr.com/photos/objetivofanzine/
memoriacanalla.wordpress.com/
www.flickr.com/photos/stencilbogota/

la_ruta_del_arte_callejero

Anuncios

Un comentario en “¿La ruta del arte callejero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s